Las pasadas elecciones regionales nos dieron varias sorpresas entre ellas ver como la participación de los jóvenes en la política ha aumentado. De los Concejales electos en Bogotá, cuatro de ellos son menores de 30 años, se han preparado, han estado involucrados en el sector público y algunos alcanzaron más de 35.000 votos.

Me siento orgullosa de que en mi país esta generación este despertando a querer ser parte del Estado. El Gobierno requiere ideas frescas, propuestas nuevas, una renovación que cambie la percepción de nuestra nación. Necesitamos innovar en todas las esferas; la vida constantemente evoluciona y si no apoyamos a los jóvenes con principios y valores que están luchando por algo diferente, nos convertiremos en una sociedad que no se transforma.

Es triste ver los titulares internacionales de países como Chile, Ecuador y Perú, en los cuales las protestas sociales se han salido de control y los artífices de estos disturbios, en su mayor parte son jóvenes. Por este motivo, es importante que desde pequeños les transmitamos a nuestros hijos amor por la nación, por las leyes, por los demás.

Enseñémosles que hay otras salidas, otras soluciones diferentes a la violencia y al vandalismo, que nuestra voz se escucha más fuerte desde la política involucrándonos en los procesos para cambiar lo que no nos gusta. Démosle la oportunidad de trabajar por el futuro que ellos quieren para sus familias y las próximas generaciones.

Leave a Reply