El panorama económico en Colombia se ha visto ensombrecido durante los últimos 7 años, el déficit de su producción interna se ha incrementado en los últimos años, al pasar de  3,5% a 4%, es decir, cada vez tenemos menos recursos para cubrir nuestras obligaciones como país

El sacrificio de los profesionales, quienes tienen que dejar el 23% de sus salarios en retenciones y gravámenes, pareciera ser en vano. Sumado a esto, las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, DANE, reflejan que el desempleo tiene una tendencia a incrementar, en 2016 fue del 8,6% y 2017 del 9,4%.

Por otro lado, para las pequeñas y medianas empresas la perspectiva no es mucho mejor: de cada $100 pesos que ganan, $66 son para impuestos. Nuestros empresarios pagan más tributos que el promedio mundial y de la región.

Eso sin contar que no se cumplió la meta de recaudar el 11,2%  de recursos que pretendía alcanzar el gobierno del presidente Santos con la última reforma tributaria, el impulso sirvió solo para obtener un 6,4%.

Si bien los sectores agrícola, de servicios sociales, turismo y financiero han logrado mantener nuestra economía a flote, así como las concesiones 4G han generado un repunte en el sector de la construcción, existe una alarma latente de calificación negativa por las calificadoras de riesgo a nivel mundial.

Por eso quiero trabajar desde varios frentes para que nuestra economía retorne al crecimiento. Mi propuesta es pedir al gobierno que fije una meta razonable de endeudamiento público así como mejorar la eficiencia gasto fiscal, no podemos seguir sosteniendo una burocracia extensa y en ocasiones inoperante.

Queremos recuperar el consumo y la confianza de los hogares, así como incrementar las opciones para promover la inversión privada y una mayor tecnificación de la industria.

Vamos a proponer actividades que aceleren la producción a corto plazo y la competitividad a mediano plazo. Nuestra meta será lograr un apoyo a las Pymes y mini Pymes y mejorar los vínculos entre las universidades y las empresas, así generar un avance en innovación y tecnología.

El camino a la recuperación y al crecimiento económico es largo, pero estoy convencida que desde el Congreso de la República podemos lograr que Colombia vuelva a ser esa tierra llena de oportunidades ¡Sí es posible una Colombia próspera!

Leave a Reply